lunes, 10 de marzo de 2008

Ser

Mi personalidad sufriò una leve crisis y me llevo a reflexionar. Sobre caminos, sobre el andar, sobre profesion, y sobre lo que uno cree que es.
Muchas veces no me encontrè, notaba que era una maquinita que respondìa màs a lo que se querìa ver, a lo que se esperaba de mì y no a lo que realmente era. Supe, entonces, que debìa parar, encontrarme, volver a ser yo.
Para eso era impresindible encontrarme. Volví a intentar encontrarme conmigo y resolver, en primer lugar, el interrogante sobre quién soy. Me di cuenta de que tengo que ser lo que me hace feliz, un pibe que necesita madurar màs allà de lo que pude haber madurado, las cosas pasan, suceden, y nada es por nada. Ciertas cosas son dolorosas, pero todo es comprensible. Y màs las cosas sanas. Asì soy, sabìa que no habìa perdido la sonrisa, pero estaba encerrado en un egoìsmo extremo, queriendo todo para mi y sabiendo que asì no funciona.
Ser claro y no sobredimensionar las cosas. Es lògica pura, en el guiòn de la telenovela pueden pasar infinitas escenas...
Èstos pensamientos me enorgullecieron, me dieron el pie para guiarme por el camino. Al menos, el camino que creo que debo recorrer. Yo soy asì. Yo amo lo que soy con todo lo defectuoso que poseo, y con todas las virtudes tambièn. Yo soy el pibe que siempre va a estar al lado tuyo, que nunca te va a abandonar, ni a dejar, que siempre va a darte una mano, y hasta el corazòn si es necesario. Por que tambièn soy lo que soy gracias a vos. Y amo ser y vivir asì. Y entiendo que mi camino no debe apartarse de lo que me alimentò y me alimenta dìa a dìa. Son pensamientos que me orientan a la ruta que nunca debìa haber abandonado...
Me reencausarè. Acariciar los pilares que han forjado mi vida y lo que soy. Sueño con un futuro posible y perfectamente inperfecto.

Todo cambia, por suerte... y uno encuentra los senderos que nos conducen hacia lo que somos.

2 comentarios:

Romina dijo...

Creo entender algunas veces lo que esas palabras quieren decir...quizas solo creo... Es dificil de todas maneras leer a otro y entenderlo, y mucho mas cuando habla de cambios, de crisis, de replanteos sobre deseos, gustos, rutinas o sobre transformaciones del alma...Los viajes a veces nos dejan, además de bellos recuerdos y fotografías, tanto en que pensar
y reflexionar que es increible. Será el mar, la energía de esos lugares, la felicidad que uno experimenta en esos instantes..no lo se...pero ese aire de viaje nos da una apertura de mente y un sinfín de nuevas preguntas sobre nosotros...y pocas respuestas. Pero creo que lo mejor que puede pasarnos es dejar fluir esas sensaciones que de a poco quizas encontremos nuevas respuestas...R

Juancho dijo...

Es muy sano perderse, entenderlo, buscarse y encontrarse. Retroceder sobre los pasos dados no significa que perdès el tiempo. Tomar atajos a las apuradas no implican llegar a destino màs rapido. Todo camino tiene piedras, y està en cada uno saber sortearlas.

Como siempre, a intentarlo.

Abrazo